Política

ZAMORA PRORROGÓ LA EMERGENCIA ECONÓMICA HASTA FIN DE AÑO PARA SECTORES QUE NO LE SON AFINES

Extendió por medio año más su propio DNU, que contempla recortes en todas las áreas. Por ejemplo, la no cobertura de cargos y horas docentes, además de directivos, lo que afecta al sistema educativo. No obstante el decreto de austeridad, el gobierno se despoja de formalidades para contrataciones multimillonarias.

  • 02/07/2024 • 15:48

El gobernador Gerardo Zamora utilizó el decreto 815/24, del viernes 29 de junio, para prorrogar el decreto de necesidad y urgencia 2.853/23, del 19 de diciembre del año pasado, que fue ratificado por la mayoría automática de la Legislatura. En los hechos, esto implica por ejemplo el congelamiento de concursos docentes y cobertura de cargos vacantes, mientras que el gobierno se libera de restricciones para contrataciones directas con proveedores.

“A través del citado decreto y posterior ratificación legislativa se declaró el estado de emergencia, económica, financiera, administrativa y de ejecución de contratos a cargo del Estado provincial, por el termino de 6 meses a partir del 1 de enero del año 2024. Que sin dudas la situación proyectada que justificó la implementación de medidas excepcionales de contención de gastos ha permitido garantizar la eficiente utilización de los recursos, asegurando un horizonte de estabilidad en la prestación de los servicios esenciales del Estado cumpliendo además con el deber de proteger el interés general de la sociedad”, se justificó.

“Habiendo transcurrido el plazo estipulado por el Decreto de Necesidad y Urgencia Nº 2.853, ratificado por la Ley Nº 7.377 y permaneciendo vigentes las circunstancias que motivaron su emisión, resulta necesario hacer uso de la opción contemplada en el artículo 22º, con el fin de prorrogar su vigencia”, se añadió.

Así pues, el gobernador decretó la continuidad de la emergencia por el término de seis meses a partir del 1 de julio de 2024, con la firma del jefe de Gabinete, Elías Miguel Suárez, y de la ministra de Justicia, Matilde O’Mill.

Como ya se documentó en numerosas publicaciones de Visión Santiago, el decreto fue la excusa para contrataciones directas en las que el gobierno se despojó de formalismos normativos para elegir a dedo entre sus proveedores y con montos que duplicaban los presupuestos originales. (ver https://visionsantiago.com/la-emergencia-economicazamorista-facilita-contrataciones-directas-y-por-montos-que-exceden-presupuestos-oficiales/)

En ese contexto incluso se contrató a una empresa que ofertó en soledad la impresión de boletos de la lotería santiagueña por $82 millones, para la Caja Social, un 10% más que el presupuesto inicial de $75,2 millones. Esa misma empresa antes imprimió los boletos para el Moto GP. (ver https://visionsantiago.com/adjudican-la-impresion-de-billetes-de-loteria-santiaguena-por-82-millones-pese-a-la-emergencia-economica/). Pero estos son apenas algunos ejemplos.

Por otra parte, el gobierno dilapidó millones en diferentes competiciones después de Dorna Sport cancelara la fecha prevista para el Moto GP en Termas de Río Hondo, porque el gobierno nacional se negó a subsidiar la competición con millones de dólares. Pero también gastó fortunas en aportes para clubes cooptados por el zamorismo, como Central Córdoba, Mitre, Güemes, Olímpico, Independiente BBC y Quimsa, con subsidios millonarios todos los meses, al igual que la fuerte inversión cada vez que trae algún partido de la Liga Profesional al Estadio Único. También invirtió fortunas en la tercera edición de Smart City, cuya organización ya prometió una cuarta edición el año próximo. Y pronto entregará grandes sumas a la municipalidad de la Capital para los festejos del mes de Santiago y volverá a contratar a la fundación El Libro para la próxima feria de literatura.

Por otro lado, el gremio docente Cisadems reclamaba “el fin de la emergencia económica dado que sus consecuencias recaen sobre los sectores de menores recursos, como lo es hoy la docencia”. Esto tiene impacto directo en estudiantes que se ven privados de docentes y repercute en la organización de las escuelas, que ni siquiera tiene directivos ni ordenanzas. En ese contexto, el proceso de enseñanza-aprendizaje entra en crisis, sumado a la mala alimentación que reciben los alumnos por cifras paupérrimas para comedores, mientras en forma paralela engorda los bolsillos de NutriSantiago, que brinda “desayunos fortificados” cuestionados por ser poco saludables por especialistas como Soledad Barruti.

Esa empresa del grupo Phronesis, que tiene a José Chediak como gerente, se alzó el año pasado con unos $12.500 millones por contrataciones para proveer los desayunos escolares y alimentos para el Programa Mis Primeros 1700 Días. En mayo de este año, Zamora actualizó los montos de sus contratos, pero deliberadamente se ocultó el incremento en el decreto publicado en el Boletín Oficial (ver https://visionsantiago.com/el-gobierno-otorgo-una-millonaria-actualizacion-precios-a-teknofood-pero-oculto-el-monto/). Ese mismo mes, el gobierno también actualizó el presupuesto anual de la Caja Social en $16.227.253.000, mientras que comedores escolares apenas alcanzaron los $2.091 millones.

Cisadems denunció “la deuda salarial de arrastre que la provincia mantiene con centenares de docentes y que agrava la pobreza y el endeudamiento familiar”. “La provincia tiene recursos para pagar”, se recordó. Tiene recursos, pero evidentemente entre sus prioridades no están los servicios más esenciales o los sueldos de sus empleados, cuyos ingresos fueron licuados de forma brutal ante la devaluación e inflación.

 

Fuente: Vision Santiago