Política

Partidos de izquierda destrozaron un móvil de Cadena 3 y la plaza del Congreso para evitar sesión en el Senado

Las fuerzas de seguridad pusieron en marcha el protocolo antipiquetes. Los efectivos intentan controlar a los activistas, mientras se debate la Ley Bases en el Senado.

  • 12/06/2024 • 16:54

La Policía Federal desalojó a los manifestantes que se movilizaron al Congreso para protestar en contra de la aprobación de la ley Bases, que continúa siendo debatida en el Senado, pero volvieron y comenzaron a tirar botellas, piedras y baldosas.

Ante esto, los agentes intentan contener la manifestación con un camión hidrante y bombas de estruendo. Pasadas las 16 comenzaron a prender fuego en la plaza y en la calle, y a las 16.30 incendiaron un móvil de la radio Cadena 3 de Córdoba. Pegaron al periodista Orlando Morales y quemaron toda la unidad automotriz de la radio cordobesa.

Conmovido y con lágrimas en los ojos, el periodista reseñó lo acontecido.

Cerca de las 13.45, efectivos de la Policía Federal y de la Prefectura avanzaron sobre los militantes que estaban dispersos en distintas calles cercanas al Congreso y los llevaron hasta Bartolomé Mitre para despejar Callao desde Congreso.

El avance se dio en pocos minutos, donde se produjeron diferentes enfrentamientos con manifestantes que revolearon botellas y otros proyectiles para amedrentar a los efectivos policiales.

 

Algunas personas resultaron heridas por el gas pimienta que utilizaron los efectivos policiales cuando avanzaban para despejar la calle y tuvieron que ser atendidas por distintos voluntarios de organizaciones de derechos humanos.

Minutos antes de las 14 quedó completamente despejada la calle Callao y los manifestantes quedaron recluidos sobre la calle Bartolomé Mitre. Un amplio cordón policial quedó vallando la intersección entre ambas calles.

Sin embargo, unos minutos después fue detenido un hombre de buzo verde que intentó atravesar el cordón policial. Al menos cinco policías fueron necesarios para reducir al hombre, al que agarraron del cuello y finalmente lo esposaron contra el piso.

“Acá hay organizaciones sindicales, estudiantiles, jubilados, jubiladas, estudiantes, feministas. Nos encontramos con esta provocación que son cordones tras cordones y gas pimienta por todos lados. Me vienen empujando hace cinco cuadras, estábamos parados manifestándonos. Fue un cordón atrás de otro que nos empezó a cerrar y tirar gases”, explicó.

El objetivo del operativo policial es liberar la primera cuadra que rodea al Congreso en todos los sentidos para que pueda funcionar con normalidad. Unas horas antes se desplegó el mismo operativo sobre la calle Alsina.