Policiales

Marcha para pedir justicia por el crimen de Marito Salto

La movilización se concentró en los tribunales, donde se desarrolla el juicio contra los 9 acusados

Una movilización multitudinaria reiteró este jueves el pedido de esclarecimiento del crimen del niño Marito Salto, abusado y descuartizado en 2016, en Quimilí. El punto de partida fue la plaza Libertad y luego se dirigió hacia los tribunales, donde son juzgados los acusados.

“Ha sido una marcha muy emotiva, yo creo que hubo 5 o 6 mil personas. La gente está pendiente del juicio y de cómo avanza, y espera que realmente se haga justicia”, expresó Mario Salto, padre de la víctima.

En la movilización participaron familiares de Marito, allegados, organizaciones de izquiera y piqueteras. “Estoy muy agradecido con las organizaciones por estar siempre”, indicó Salto.

Salto aclaró que “las marchas van a continuar hasta finalizar el juicio y yo creo que si sacamos las cuentas van más de doscientas”.

 

“Uno lleva la esperanza siempre y las cosas de a poco cambien para llegar a una verdad justa. Uno lo que piensa es que termine lo más antes posible para que Marito pueda descansar en paz, aunque sabemos que es un juicio a medias (porque faltan autores). Si las cosas no salen como yo pienso, la causa seguirá abierta y seguirán las marchas”, adelantó.

 

Por último, el padre de Marito afirmó que “la gente en Quimilí sigue atenta día a día sobre cómo transcurre el juicio, y yo creo que como Marito era de esa ciudad el pueblo quiere saber qué pasó con él”.

MAURO CORONEL

Otra movilización también convergió en tribunales para que se esclarezca la muerte de Mauro Coronel, un joven que fue detenido el 1 de mayo de 2020 y falleció cuatro días después. En ese caso una columna se dirigió hacia el Ministerio Público Fiscal. Su madre, Laura Coronel, exhortó a investigar a los policías de la Comisaría Décima que lo detuvieron y –según afirmó- apremiaron.

 

Coronel falleció a causa de un severo deterioro de su salud después de haber sido trasladado al hospital regional Ramón Carrillo, hace dos años. Su aprehensión se debió a una denuncia por violencia de género contra su pareja, que hizo una vecina, pero que fue desmentida por varios testigos que afirmaron que en realidad le había reprochado maltrato hacia una de sus hijas en la vía pública.

Una reautopsia de forenses de la Corte Suprema de Justicia confirmó el resultado local que atribuyó la muerte a una neumonía bilateral y descartó violencia sobre un cuerpo. Sin embargo, su madre afirma haber visto que era asfixiado con una bolsa en la comisaría y también atribuyó el desmoronamiento de su salud a que estuvo esposado semidesnudo y mojado en el patio de la comisaría durante horas. La causa en manos de la fiscal Erika Leguizamón no tiene imputados.

 

El reclamo cuenta con el respaldo de la organización Amnistía Internacional Argentina.

Comentarios
Volver arriba