Generales

LO QUE FALTABA: EL GOBIERNO NACIONAL LE PIDIÓ A AFA QUE LA SELECCIÓN JUEGUE CON CINTA NEGRA POR BONAFINI

El gobierno de Fernández y Kirchner trasladó la política al fútbol internacional

El Gobierno quiere que la Selección Argentina debute en el Mundial de Qatar el próximo martes utilizando una cinta negra en el brazo como señal de luto por la muerte de Hebe de Bonafini, fundadora de Madres de Plaza de Mayo. El tema está siendo analizado por los organizadores de la competencia.

El pedido lo hicieron este domingo representantes del Poder Ejecutivo a la AFA. Las autoridades del fútbol argentino señalaron que la decisión depende en última instancia de la FIFA, que en los reglamentos de las competencias mundiales prohibe los distintivos politicos en los partidos.

La intención del Gobierno es que el conjunto que dirige Lionel Scaloni lleve el brazalete negro en el encuentro que disputará en el Lusail Iconic Stadium frente a Arabia Saudita por la primera jornada del Grupo C del Mundial, en lo que será el debut del equipo de Lionel Messi en la competencia.

En la Argentina, el presidente Alberto Fernández decretó tres días de duelo nacional por el fallecimiento de la dirigente de los derechos humanos, por lo que el martes, cuando se desarrollará ese encuentro deportivo, todavía estará vigente la medida.

Ahora bien, de acuerdo a los reglamentos de las Copas del Mundo, si un Seleccionado utiliza un brazalete a modo de manifestación política se expone a sanciones por parte de la FIFA; algo similar a lo que les sucederá a los futbolistas que ya advirtieron que lucirán un brazalete como reivindicación de los derechos del colectivo LGTB y contra la discriminación en Qatar, como es el caso del arquero alemán Manuel Neuer. Si bien se presume que se trataría de una multa económica, el reglamento de la Federación permite una sanción deportiva, tal como señala el artículo 35.1 de la norma de vestimenta.

Es por ese motivo que la AFA evitó responder directamente y trasladará el pedido a la FIFA.

Comentarios
Volver arriba