Tecnología

Google anuncia el Pixel 6a y deja ver los futuros Pixel 7, pero toca esperar

El Pixel 6a usa el mismo procesador que el Pixel 6, diseñado por Google, y llega a finales de julio.

El efecto Osborne no debe existir para Google. Es el fenómeno con el se conoce la caída en ventas de un producto cuando se anuncia una versión más moderna y toma el nombre de la compañía Osborne Computer, que arruinó las ventas de su Osborne 1 al hablar de los futuros modelos que llegarían en años posteriores.

Google, sorprendentemente, ha hecho algo parecido hoy en el primer día de la conferencia de desarrolladores Google I/O, que por primera vez en tres años vuelve a celebrarse en formato presencial, aunque con limitado número de asistentes. No sólo ha mostrado su próximo teléfono, el Pixel 6A, que llegará al mercado en julio, sino también los futuros Pixel 7 que pondrá a la venta en otoño junto a un nuevo reloj inteligente. Incluso se ha permitido el lujo de mostrar una tableta, la Pixel Tablet, que no llegará la mercado hasta 2023.

PIXEL 6A

De momento el anuncio que merece la pena tener en cuenta es el del el Pixel 6A, un nuevo teléfono que saldrá a la venta el 28 de julio. Como en otros años, se trata de una versión de menor coste del modelo más avanzado de Pixel, en este caso los Pixel 6 y 6 Pro, que salieron a la venta el pasado otoño en EEUU, aunque no llegó a España hasta principios de este año.

El Pixel 6A tiene una pantalla más pequeña, de 6,1 pulgadas y con 60 Hz de velocidad de refresco y tendrá también una cámara más modesta, de 12 megapixeles en lugar de los 50 megapixeles que ofrece la del Pixel 6. La acompañará una cámara ultra gran angular de 12 megapixeles y una frontal de 8 megapixeles.

Lo único que no cambia frente al modelo más avanzado es el procesador. utilizará le mimos chip Tensor diseñado por la propia Google y que está detrás de algunas de las habilidades más sorprendentes del teléfono como la posibilidad de borrar o alterar elementos de forma inteligente en una imagen o traducir idiomas en tiempo real.

Su precio, evidentemente, es su mayor atractivo. Costará 449 dólares, 150 dólares menos que el Pixel 6 más asequible. Se podrá reservar a partir del 21 de julio y saldrá a la venta el 28, aunque la empresa aún no ha avanzado si estará disponible en España.

AIRBUDS PRO

Junto al nuevo Pixel 6A, Google lanzará también los Pixel Buds Pro. Se trata de unos auriculares inalámbricos de pequeño tamaño con cancelación de ruido ambiente, modo transparencia (para escuchar el tráfico) y sonido espacial, que gracias al seguimiento dinámico de la posición de la cabeza crea el efecto de estar escuchando sonido desde direcciones concretas en un espacio tridimensional.

En general, estas características convierten a los Pixel Buds Pro en la respuesta de Google a los Airpods Pro de Apple. Los auriculares tienen 11 horas de autonomía (7 si se utiliza la cancelación de ruido) y soportan el emparejamiento rápido y el cambio entre dispositivos de forma inteligente si son compatibles. El precio de venta será de 199 dólares, previsiblemente la misma cantidad en euros.

PIXEL 7 Y 7 PRO

Hacia finales de año y coincidiendo con el lanzamiento de la nueva versión de Android, Google pondrá a la venta los Pixel 7 y 7 Pro.

De estos nuevos teléfonos se sabe poco, aunque Google ha mostrado ya las primeras imágenes del aspecto que tendrán. Vendrán equipados con la nueva generación de procesadores Tensor diseñados por Google y el modelo Pro, de mayor tamaño, tendrá tres cámaras en la parte trasera, como el pixel 6 Pro del pasado año.

Por diseño y prestaciones los Pixel 7 parecen una revisión pequeña con respecto a los actuales 6, pero como suele suceder con Google es posible que el nuevo procesador, unido a mejoras en el software, den a estos teléfonos habilidades más avanzadas.

PIXEL WATCH

Junto a los Pixel 7 y 7 Pro, Google pondrá a la venta su primer reloj inteligente, el Pixel Watch. No es un anuncio que haya pillado por sorpresa a la industria. Durante los últimos meses se han filtrado varias imágenes del dispositivo, que competirá cara a cara con el Apple Watch pero también con otros relojes como los Galaxy Watch de Samsung.

Se trata de un reloj con esfera redonda y que funcionará con Wear OS 3, el sistema operativo creado junto a Samsung para dispositivos de electrónica vestible. Estará integrado con Fitbit (una compañía que Google compró en 2020) y podrá utilizarse también para pagos e identificación gracias al soporte de la nueva versión de Google Wallet.

La empresa, sin embargo, no ha adelantado precio ni detalles técnicos del producto, aunque asegura que dará más información en los próximos meses.

Comentarios
Volver arriba