Economía

El gobierno nacional aceptó realizar ajuste y pagará al FMI

En las últimas horas se avanzó fuerte en la definición del sendero de ajuste con equilibrio fiscal hacia el 2025. El viernes habría anuncios

La discusión sobre el sendero de ajuste fiscal con el FMI estaría muy cerca de saldarse. Se trata del corazón de la negociación y es por eso que este jueves por la noche, tanto voceros del Gobierno como del mercado daban por hecho que hay acuerdo y el viernes el Gobierno pagará el vencimiento de poco más de 700 millones de dólares, que en las últimas horas puso en duda para darle una última vuelta a la negociación.

Fuentes al tanto de las negociaciones que el viernes "habrá novedades", luego de la cumbre en la Casa Rosada entre Alberto Fernández, Sergio Massa y Martín Guzmán. Se habla inclusod e un mensaje grabado del Presidente.

Massa se involucró de lleno en la etapa final de la negociación con el FMI y se apersonó en la Casa Rosada este jueves por la tarde. Después de las ocho de la noche Guzmán cruzó desde el Palacio de Hacienda y se sumó a la reunión con Alberto y el presidente de la Cámara de Diputados, hasta bien avanzada la noche. Se retiraron sin hacer declaraciones. 

Está bastante cerrado" confirmaron a una fuente al tanto de las negaciones. La fuente agregó que sobre el final de la tarde el FMI habría aceptado ceder un poco más en sus exigencias de ajuste, lo que empujó las versiones de acuerdo. Este año Guzmán quiere que el déficit sea del 2,5% del PBI y el Fondo exige un 2%. 

 Los más crítico es el 2023, año de elecciones presidenciales. La plana mayor del Frente de Todos pretende navegarlas con un déficit de 2 puntos del PBI y el Fondo está plantado en 1,4% del producto. "Es ridículo trabar todo por medio punto de ajuste", se quejaba una fuente del Gobierno que no participa directamente de las negociaciones pero tiene injerencia en el área económica.

Como sea, el clima en la Casa Rosada era de optimismo y esto alimento las versiones de un acuerdo inminente al punto que la vocera Gabriela Ceuruti tuvo que salir a aclarar que no había novedades para comentar. Y más tarde, el equipo de prensa de Guzmán difundió una foto del ministro en su despacho con Chodos, el representante de Argentina ante el FMI, con un mensaje bastante claro: "Seguimos trabajando".

Por otro lado, en el mercado no había dudas y los operadores se abalanzaron al premarket para comprar bonos de la deuda argentina. Los operadores daban por descontado que este viernes Argentina pagará el vencimiento de poco más de 700 millones de dólares y luego del acuerdo el FMI enviará fondos para fortalecer las reservas -se habla de 3.500 millones de dólares-. Como sea, se espera un rebote de los papeles y por eso salieron a comprar. 

La plana mayor del Gobierno vivió una jornada frenética de reuniones. Alberto Fernández se mantuvo en su despacho de la Rosada recibiendo funcionarios y lo propio hizo Martín Guzmán cruzando la calle, en el Palacio de Hacienda. Pero después de las 20, el ministro cruzó a la Casa Rosada y alimentó las versiones de un acuerdo inminente, que incluso según los rumores se podría anunciar este viernes.

La discusión pasa por el tamaño y el ritmo del ajuste para equilibrar las cuentas fiscales, que el Gobierno vende como una discusión sobre el crecimiento.

Este miércoles por la noche las negociaciones cerraron con Martín Guzmán aceptando reducir el déficit este año a 2,5 puntos del PBI. Un salto importante del 3,1 por ciento que se habia plantado al iniciar las negociaciones. No está claro cuanto cedió, si cedió algo el FMI, en su pretensión de imponer un techo del déficit del 1,9% para este año.

Comentarios
Volver arriba