Economía

Carne, frutas y verduras suben 20% en el Mercado Central y preocupan al Gobierno

Con tres meses de inflación en alza, pierden liderazgo las proyecciones de Massa

Un segundo coletazo de la sequía golpeó las intenciones del Gobierno por desacelerar la inflación: en enero los precios por mayor de las frutas y verduras promediaron subas del 20% en el Mercado Central y en el Ministerio de Economía están preocupados por la presión que deja para los meses siguientes. La suba no fue homogénea; mientras algunos productos como la batata y el morrón mostraron bajas moderadas, otros como la naranja anotaron fuertes subas.

Cabe mencionar que esta suba en el mercado mayorista solo llegó en parte a los supermercados en enero. De acuerdo al monitor de precios en supermercados del Centro de Estudios Scalabrini Ortiz, a lo largo del mes, frutas y verduras subieron 13,7%. Lo que deja otro 7,3% de arrastre para febrero.

 

De acuerdo a este monitoreo de precios minoristas, la suba de las frutas y verduras es la segunda en magnitud dentro de la canasta de alimentos. Pescados y mariscos subieron 17,1%, mientras que la carne lo hizo 9,5% en las góndolas de los supermercados en las cuatro semanas previas al 30 de enero.

 

 

El impacto se hará notar en la elaboración del Índice de Precios al Consumidor de enero. A saber, las frutas explican el 1,27% de la variación del IPC para el Gran Buenos Aires, la región que pondera más del 40% en el IPC nacional. Por su parte, la carne pesa el 6,98% y su impacto se hará notar más en febrero que en enero. A su vez, las verduras ponderan solo el 2,23% en la inflación regional y los pescados y mariscos inciden apenas en el 0,51%.

 

 

Además, la comida está sintiendo el impacto también de la logística que subió más de 121,2% en 2022, además de la escasez derivada de la sequía y las heladas tardías que golpearon al norte y oeste del país en octubre.

Al respecto, el especialista en consumo masivo Damián Di Pace explicó que los niveles de precios de la fruta y la verdura en el Mercado Central de Buenos Aires de por sí es más alto que el del norte grande y el centro del país porque todo lo que llega a la región tiene altos costos de transporte incorporados a diferencia de otros centros urbanos que se alimentan mayormente de la producción de los cinturones hortícolas regionales.

Con estos valores, las proyecciones privadas para la inflación de enero superan el 5,5% y sugieren no solo que enero será el segundo mes con la inflación en alza tras el 4,9% de noviembre, sino que febrero podrá ser el tercero consecutivo en la racha alcista, lo que vuelve cada vez menos probable que se cumplan los deseo de Massa de que la inflación de abril sea inferior al 4%.

 Las proyecciones privadas para la inflación de enero superan el 5,5% y sugieren no solo que enero será el segundo mes con la inflación en alza, sino que febrero podrá ser el tercero consecutivo en la racha alcista, lo que vuelve cada vez menos probable que se cumplan los deseo de Massa de que la inflación de abril sea inferior al 4%.

En enero, los precios que más se dispararon fueron el de las naranjas, las bananas, el de los arándanos y las verduras de hoja. La acelga por ejemplo trepó hasta 87,5%. Y la banana Cavendish de Ecuador subió 91,5%, mientras que otras frutas como el coco de Brasil subieron solo 3% y el kiwi bonaerense bajó 4%.

Tras la carne, frutas y verduras suben 20% en el Mercado Central y preocupan al Gobierno

Mercado Central de Buenos Aires

 

De hecho, la naranja fue el único precio que se disparó en la canasta del Compromiso Social del Mercado Central al pasar de $120 el kilo a principios de enero a $190 a comienzos de febrero. Mientras, la mayoría de los ingredientes de esta canasta social para los vecinos del mercado conservó sus precios o incluso los bajó cinco pesos.

Al respecto, desde la Federación Agraria Argentina (FAA) explicaron que toda la región citrícola de la costa del río Uruguay fue afectada por la sequía y más de la mitad de las plantaciones venía deteriorada. En otras palabras, las mandarinas en invierno llegarán algo más tarde que de costumbre y con fuertes aumentos.

 

El cambio de estación de la sandía, el melón, la frutilla todavía no se hizo sentir, por el contrario el melón bajó hasta 30%, en tanto que las frutillas subieron 8%, mientras que los arándanos sí anotaron una fuerte suba del 66%.

 

Por ende, para el relevamiento de precios de la C&T Asesores Económicos: "Alimentos y bebidas tuvo un incremento de 5,2% mensual, el mayor desde octubre. El cambio de comportamiento estuvo fuertemente influenciado por la aceleración de la carne y las verduras", detalló el economista Camilo Tiscornia que explicó que estos precios, además de las subas que les imprimió la sequía, "son precios que se mueven estacionalmente". 

Comentarios
Volver arriba