Policiales

Audiencia oral : Dos mujeres y un policía declararon en el juicio por crimen de Marito Salto

El proceso continúa en la etapa testimonial, a la que le seguirán los alegatos de querellantes particulares, defensores y fiscales

La presencia de tres testigos dio marco a una nueva audiencia del juicio oral que se sigue a nueve acusados de tener presunta vinculación con el crimen de Mario Agustín Salto.

La primera en comparecer en la sala fue Marianela Orellana, quien fue convocada por un policía para intervenir como testigo en la apertura de una bolsa de nailon, en cuyo interior se encontró una billetera que fue incorporada como prueba a la causa.

Luego, declaró Graciela Chávez, quien trabajó en un comedor propiedad de Miguel Ángel Jiménez, uno de los supuestos autores materiales del homicidio triplemente calificado del niño.

Finalmente, expuso el policía Eduardo Orieta, quien prestaba servicio en la División Delitos Comunes cuando fue comisionado a sumarse en la investigación, en la que trabajó aproximadamente un año.

Por otra parte, a pedido del abogado defensor Miguel Torres, el Tribunal aceptó la reprogramación de la declaración de la testigo Raquel Barrera, quien había sido convocada hoy.

Comentarios
Volver arriba