GRAVÍSIMO: DUEÑO DE CONOCIDO SANATORIO DE CAPITAL ADMITE QUE YA NO HAY CAMAS EN LAS UTI TAMPOCO OXÍGENO

A raíz del incremento en el ingreso de pacientes graves de coronavirus, los sanatorios y clínicas privadas de Santiago del Estero quedaron sin camas en las terapias. También sin oxígeno, cuya demanda creció de manera exponencial.

Así lo indicó el titular de Aclise y presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Salud (Caes), Aldo Yunes, quien graficó : “Estamos como en una guerra, no tenemos camas ni oxígeno”.

Expuso que hay problemas con la provisión de oxígeno y que por la demanda de pacientes Covid, las camas UTI y UCI tienen una ocupación del 100%.

“Es exponencial el consumo, es una situación dramática. Hoy la ocupación es del 100% en todos los sanitarios, en las terapias intensivas. En las UTI hay 100% de camas ocupadas, el 70% son pacientes Covid”, dijo.

 

Expuso que las entidades reciben a los pacientes de Covid leves, que pueden estar en una habitación para que reciban oxígeno en máscara o eventualmente en alto flujo (con una cánula), pero no por respirador.

La situación que describió, fue preocupante“Si vienen a preguntar por camas críticas, les tengo que decir ‘andá buscar otro sanatorio’, tengo todo ocupado por el Covid”. Recordó que las cirugías programadas están casi todas suspendidas.

“Nosotros estamos al 100%, no tenemos camas hoy”, dijo en el caso de la clínica Yunes.

Sobre la falta de oxígeno, dijo que “es la realidad que estamos viendo en todo el país. En Capital Federal está bajando, pero el interior está así. Los sanatorios de Córdoba o Santa Fe están con estos mismos problemas de oxígeno y de equipamiento, que no se consigue o porque no existe, o todo lo compró el Estado. Es una situación dramática, estamos como en una guerra”, insistió.

Sobre este insumo vital para los pacientes críticos, en particular los de coronavirus, dijo que “no está habiendo provisión (a los sanatorios). Esta situación se ha ido agravando y la razón básica es que hubo un aumento exponencial de la demanda, como consecuencia del requerimiento de los pacientes Covid. Hemos hecho un testeo de los otros distritos, de las asociaciones del Norte y las empresas proveedoras fundamentalmente, y nos han dicho que la demanda se ha incrementado por 5. Indudablemente no estaban preparados las empresas proveedoras, ni siquiera la cantidad de tubos existentes para satisfacer la demanda que hoy tienen los pacientes Covid. Esa es la realidad”, expuso.

Además, indicó que hay un problema de logística, que “sería la segunda parte, cómo funciona el sistema. Tanto la parte privada como la pública tienen dos formas de proveerse de oxígeno. Una es con tubos de 10 m3. Ese tubo es un oxígeno gaseoso que es fraccionado por los proveedores. Eso se abastecía por demanda; después están los sanatorios más grandes que tienen un tanque de oxígeno líquido, que es para los grandes consumos”.

Y ahondó: “¿Qué pasó ahora? Como los proveedores se han saturado en cuanto a la demanda, han informado a los sanatorios que no pueden dar lo que ellos piden, sino lo que pueden fraccionar. Han mandado notas a todos los sanatorios diciendo ‘a vos te voy a dar 30 tubos’, a otro 20, a otro 50, de acuerdo con la demanda. Eso es insuficiente para los requerimientos de los pacientes. Están en una situación crítica porque por ahí se les acaba (el oxígeno)”.

Esta situación, explicó, puso en un gran dilema a las clínicas y sanatorios: “Han tenido que racionar o no recibir pacientes, como consecuencia de que no van a poder brindar ese insumo básico, más allá de que el precio ha subido casi 100%”, apuntó.

“Es una situación crítica total. Y todo el Norte está así, es una cosa de una complejidad dramática”, enfatizó.

Apuntó que “los sanatorios tienen una reserva mínima, pero es para los pacientes que hoy están internados y para un eventual ingreso de una patología, pero si va un paciente y luego un segundo, le dicen no al segundo, andá busca a otra institución que pueda tener el suministro”.

 

 

Fuente: El Liberal