MONTE QUEMADO UNA PROTESTA SOCIAL DE IMPREVISIBLES CONSECUENCIAS

Ya son mas de 36 horas de protesta ininterrumpida. Los copeños se niegan a abandonar la ruta hasta tanto las autoridades ofrezcan una solución “concreta e inmediata” a las carencias del centro asistencial más importante del norte santiagueño. Mientras tanto, el intendente Castillo inento calmar la manifestación y, en un rapto de sinceridad, explicó que el problema de la falta de médicos son los bajos sueldos que el gobierno provincial paga a los profesionales.

 

La protesta exigiendo insumos, ambulancias y especialmente médicos para el hospital local, comenzó en la mañana del jueves con una marcha por la calles de la ciudad, que luego se transformó en un corte de la ruta nacional 16 que, por decisión de los vecinos, se prolongará de manera indefinida hasta que el gobierno santiagueño resuelva la dramática situación del servicio de salud.

La consigna de los manifestantes, según lo expresaron a Visión Santiagueña, es clara: “Basta de promesas, ya no vamos a escuchar promesas, ahora pedimos soluciones, y soluciones ya”.

“Esto no es de ahora, hace mucho tiempo que estamos así, aquí en Monte se ha muerto mucha gente por falta de atención, o arriba de una ambulancia yendo a Santiago, porque en el hospital más importante del norte santiagueño no te pueden curar ni un resfrío. Basta, decimos basta, no queremos más promesas ni más muertos” indicaron.

Por su parte, el gobierno provincial, lejos de brindar la solución inmediata que exigen los copeños, decidió enviar este mediodía un gran contingente de efectivos policiales, incluyendo la división Infantería, que arribaron al lugar del corte en varias camionetas y combis. Según indicó el diario Ultima Hora, la intención, en caso de que la medida se prolongue, sería dispersar a los manifestantes por la fuerza.

El jefe comunal de Monte Quemado, Manuel Castillo, se presentó anoche en el corte de ruta para intentar apaciguar los reclamos y explicó que la carencia de profesionales en el hospital local se debe a los bajos salarios que paga el gobierno provincial.

Según Castillo, tras la masiva marcha del pasado  jueves, el gobernador se habría comprometido a contratar más médicos. “Vayan, busquen seis especialistas que estén dispuestos a vivir en Monte Quemado, tráiganmelos para acá que yo los voy a nombrar a los seis” habría sido las palabras de Zamora, de acuerdo al relato del intendente.

Sin embargo, el jefe comunal se excusó afirmando que no sería tarea sencilla conseguirlos: “Desde el Chaco incluso he hecho venir algunos médicos amigos míos, hemos hablado pero estaban lejísimos por el tema de los sueldos” disparó.

Con el paso de las horas, el reclamo se endurece y más vecinos de Monte Quemado y localidades aledañas se unen al reclamo por un servicio de salud digno. Al corte de ruta, que continúa de manera indefinida, se sumó anoche una nueva movilización al hospital local. Mientras tanto, el gobierno provincial ensaya distintas estrategias para desarticular las protestas, incluyendo el posible envío de un camión sanitario que permanecería en la zona por algunos días.

Sin visos de solución a sus reclamos, la comunidad toda se ha volcado masivamente a las calles de la cabecera del departamento Copo, en contra del vaciamiento del nosocomio que atiende a más de 40.000 personas de Monte Quemado y zonas de influencia.

Las demandas son concretas: principalmente, exigen que el Ministerio de Salud nombre más médicos, de distintas especialidades, que residan de manera permanente en la ciudad; pero también piden más ambulancias, insumos hospitalarios y que el centro asistencial funcione las 24 horas.

Por su parte, el gobierno provincial maniobra para sofocar los reclamos. Primeros, enviando distintos emisarios cuyas gestiones fracasaron sucesivamente, dado que, según expresaron los autoconvocados, “vinieron con promesas, no con soluciones”.

Y ahora, circula la versión que el gobernador Zamora habría gestionado el envío de una camión sanitario con insumos, medicamentos y un equipo de profesionales, pero que no satisface las demandas de los vecinos dado que permanecería en la zona de manera temporal, y la gente exige soluciones de fondo, no paliativos.

De concretarse la medida, los manifestantes ya adelantaron que las protestas continuarán de todos modos hasta que las carencias del nosocomio local se resuelvan de manera definitiva.

 

 

EL GOBERNADOR CON TELEFONO EN MANO

 

Ramona Luna viene participando, junto a cientos de copeños, de las protestas y el corte de ruta en contra del vaciamiento del hospital local. Horas atrás, la mujer recibió un llamado telefónico del gobernador, quien, fuera de sí,  le reclamó que no hayan dejado pasar a un grupo de médicos que habrían llegado para cumplir funciones de manera temporal.

Sin que supiera Zamora fue grabado por los propios vecinos mediante el sistema de altavoces de los celulares de los manifestantes que ayer lo hicieron público por las redes.

Monte Quemado es una pequeña población ubicada a 320 kilometros al norte de la capital provincial y todo un pueblo sin distinción alguna se moviliza si cesar hasta tanto  designen a los medicos que el pequeño poblado   santiagueño necesita

 

 

Fuente: Ultima Hora-Vision Santiago.