La ciudad de Fernández sumó una nueva restricción: “Queda prohibido cuestionar al intendente”

Apenas pasadas las 16:30 del miércoles, Nicolás López, un joven vecino de la ciudad de Fernández, se dirigía en su bicicleta a comprar unas golosinas a escasos 300 metros de su hogar.

Dentro del marco de las restricciones adoptadas para combatir el aumento de casos de Covid 19, Nicolás estaba en el horario permitido, cerca de su domicilio y con el tapabocas requerido, cumpliendo con todas las disposiciones.

Pero para sorpresa de él y de algunos vecinos que lograron filmar la situación, fue interceptado por un móvil policial y trasladado a la comisaría sin demasiadas explicaciones.

La única explicación posible a la que pudieron llegar sus consternados familiares fue que horas antes el joven había osado mantener una diferencia de opiniones e intercambiar mensajes con el intendente de la ciudad, Víctor Araujo, tras una publicación del mandatario en su cuenta de Facebook.

“Existen medidas nacionales y provinciales que se encuentran vigentes en todo el país por nueve días y a las cuales apoyamos porque entendemos la gravedad de la situación que estamos viviendo.
En todo nuestro país, la ocupación de camas de terapia intensiva está al borde del colapso y conseguir una para quien está grave es difícil en este momento.
Conocemos la situación económica y nos solidarizamos con quiénes peor la están pasando, pero entendamos que la salud hoy es primordial.
Quienes violen las disposiciones vigentes en estos nueve días serán sancionados con todo el rigor de la ley, por violación de las medidas impuestas, no solo en nuestra Ciudad sino en todo el país.
Ruego comprensión a los más perjudicados, responsabilidad individual y colectiva para transcurrir estos 9 días en paz y unidos y evitemos actos de violencia y rebeldía, había expresado Araujo en sus redes sociales, despertando un sinfín de mensajes de bronca y enojo hacia su persona.

A continuación, el intendente entabló un intercambio con varios de los indignados vecinos. Uno de ellos fue Nicolás, quien había dejado varios comentarios, y uno en el que expresaba: “Ninguna ley común está por arriba de la constitución. Hay que volver a estudiar derecho parece”.

Horas después fue detenido a la vista de todos y sin ningún justificativo.